Simple y cómodo

Si quieres sentirte cómodo y confortable, consíguete un buen colchón y entrégate a ocho horas de un sueño profundo y reparador cada noche. Luego, con las otras dieciséis horas restantes cada día podrás lidiar con los desafíos complicados, con entusiasmo y sabiendo que pronto estarás una vez más en tu cómoda cama.

Una vida llena de ninguna otra cosa que facilidades y confort sería una vida sumamente vacía. Si todo lo que hicieras sería aquello que te resulta simple y confortable, te perderías casi toda la riqueza de la vida, salvo por una pequeñísima fracción de ella.

Las cosas más auténticamente plenas no son las más fáciles. Tú ya lo sabes por propia experiencia.

Los momentos que más valoras son aquellos en los que has sido capaz de marcar una verdadera diferencia, real y significativa. Para atraer verdadero valor a tu vida, debes aventurarte y avanzar hacia aquellas cosas que no resultan fáciles y confortables.

Si lo que deseas es ir en busca del éxito y la realización, entonces debes aceptar sentirte cómodo con no estar cómodo todo el tiempo. Las cosas fáciles ya han sido hechas, así que opta por llevar a cabo las cosas difíciles, complicadas, desafiantes, que son aquellas que aportarán enorme valor.

En el largo plazo, fácil no termina siendo realmente fácil, porque lleva al doloroso arrepentimiento de oportunidades perdidas. Evita sobrecargar a tu futuro yo con ese arrepentimiento, saltando hacia la vida con toda la fuerza de la que seas capaz en cada uno de tus instantes de vigilia.

— Gabriel Sandler

Vistas: 4

Los comentarios están cerrados para esta publicación de blog

Traducir HONGOMANIA

Última actividad

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por rafael diaz.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio