Inmensa fortuna

Recuérdate a ti mismo, a menudo, lo afortunado que eres. Cuanto 
más cuenta te des y más recuerdes tu buena fortuna, mejores y 
más valiosas serán las cosas que podrás hacer con ella.

Tu verdadera fortuna poco tiene que ver con el tamaño de tu cuenta 
bancaria o con tus activos materiales. La mayor fortuna que tienes 
es la vida misma, y la oportunidad de vivir cada momento de 
manera consciente y efectiva.

En tu capacidad de decidir qué hacer en el próximo minuto hay una 
fortuna inagotable. Hay una fortuna ilimitada en tu capacidad de 
sentir amor, sobrecogimiento, compasión, gratitud y una alegría 
pura e inmaculada.

Dedica algo de tiempo cada día a pensar cuán verdaderamente 
afortunado eres. Permite que el cálido sentimiento de esa 
magnífica fortuna invada tu conciencia.

Tu mismísima existencia tiene un valor tan maravilloso e 
irremplazable que resulta imposible siquiera imaginarla 
en toda su magnitud. Resuelve hoy, aprovechar muy 
bien ese valor.

La enorme fortuna de tu vida está aquí y ahora. Vívela con 
alegría y sentido.

Y recuerda nunca permitas que nada ni nadie te robe tus sueños

y siempre mantente enfocado y tu eres esa gran oportunidad que

siempre haz estado esperando aprovechala.

Vistas: 182

Comentario

¡Tienes que ser miembro de HONGOMANIA para agregar comentarios!

Únete a HONGOMANIA

Traducir HONGOMANIA

Insignia

Cargando…

© 2022   Creada por rafael diaz.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio